Reglamentos

Edificio

Las normas de convivencia definen la manera eficaz de promover los derechos y obligaciones recíprocos de los usuarios: copropietarios, arrendatarios, visitantes o futuros adquirentes, a cualquier título y de los que por cualquier concepto o circunstancia hagan uso del edificio, independientemente del tiempo transcurrido.

Todo copropietario es responsable de hacer conocer el presente Reglamento a los residentes u ocupantes de sus unidades privadas y éstos, a su vez, a visitantes y empleados a su servicio y velar por su cumplimiento.

Todos los actos de convivencia deben estar enfocados al logro de la paz y armonía, respetando las normas establecidas, esto implica conocer, acatar y respetar sus derechos como también conocer y cumplir a cabalidad sus obligaciones; por ello el presente manual se ha elaborado con el fin de que sirva de consulta permanente.

Por lo tanto se debe recurrir a éste cada vez que existan dudas sobre normas y procedimientos establecidos en el Edificio.

Corresponde a la Administración la función de velar porque las zonas comunes se encuentren en perfecto estado de funcionamiento y que las normas establecidas sean respetadas y acatadas por todos y cada uno de sus residentes, o visitantes, premisa ésta indispensable para lograr un ambiente de cordialidad, armonía y sana y convivencia.

Adicionalmente es importante que cada uno de los copropietarios asuma con responsabilidad la cuota que le corresponde de administración sabiendo que estos recursos son indispensables para el funcionamiento del edificio.

Los bienes comunes están destinados al uso y servicio exclusivo de los copropietarios y moradores del edificio, por lo cual es importante que todos contribuyan para que estos espacios mantengan el uso adecuado.


1
2
3
4
5

Links

Nuestras Empresas